DestacadosGobierno & Política

La renuncia de Javiera Blanco era algo necesario para la transparencia en Chile. Parlamentarios dicen que “jamás debió ser nombrada por Bachelet en ese cargo”.

Vistas

La renuncia de Javiera Blanco al Consejo de Defensa del Estado (CDE), donde se desempeñaba como consejera desde el 11 de Febrero de 2017, cuando fue nombrada por la entonces presidenta Michelle Bachelet, fue un gran respiro a la política chilena, ya que era sabido por todos, que la ex “mano derecha” de Bachelet, había accedido al cargo por su cercanía con la ex mandataria socialista.

En entrevista con El Mercurio, Blanco aseguró que su decisión se debelet.ió a la incomodidad de los otros consejeros con su situación, debido a que actualmente está vinculada a tres denuncias: el caso Ascar, la contratación de asesores en Gendarmería y el mal uso de gastos reservados en Carabineros.

Parlamentarios de Gobierno y el propio Gobierno, han asegurado que su renuncia, era algo necesario y que nunca debió ser nombrada por Bachelet.